Suecia y China en pugna por desplume de aves vivas

Suecia emitió un informe negativo sobre la situación de los patos y gansos desplumados vivos en China para su industria de edredones. China lo desmiente, y ahora el gigante sueco IKEA busca lavar su imagen y desligarse del cruel proveedor chino.

La multinacional sueca Ikea ha confirmado que algunos de sus proveedores en China están desplumando aves vivas cuyas plumas se utilizan para el relleno de edredones y almohadas, por lo que aseguró que devolverá el dinero a aquellos clientes que hayan adquirido este producto y se sientan "incómodos" por su procedencia.

&hl=es&fs=1">&hl=es&fs=1" type="application/x-shockwave-flash" allowscriptaccess="always" allowfullscreen="true" width="425" height="344">

 

En este sentido, los afectados pueden ponerse en contacto con sus respectivos establecimientos para cambiar u obtener el importe del producto, especifican desde Ikea.

Además, fruto de una investigación que la cadena ha puesto en marcha desde principios de este mes en colaboración con auditores externos, Ikea anunció que dejará de trabajar con los proveedores chinos implicados en el caso, como reflejo de su compromiso en contra de "cualquier tipo de crueldad animal".

"Hemos visitado instalaciones de proveedores y sub-proveedores, así como granjas, donde se han realizado un gran número de entrevistas. Esta investigación no ha finalizado", especifican desde Ikea, que lamenta "haber confiado en que nuestros acuerdos se estaban cumpliendo estrictamente a lo largo de todo el proceso de fabricación, incluyendo las granjas de aves en el campo".

 

Por este motivo, la multinacional explica que "ya ha empezado a trabajar para mejorar el seguimiento de sus proveedores y sub-proveedores en este sentido". "Nuestros proveedores deben cumplir sus contratos, satisfaciendo los requisitos de Ikea para garantizar una producción responsable", añaden. Asimismo, anunciaron que pondrán en marcha "un sistema de trazabilidad para los productos elaborados con pluma y plumón", con el objetivo de que se garantice "la seguridad de todos los pasos en esta compleja cadena de proveedores".

 

Finalmente, la cadena afirmó que ha comenzado a negociar con otras compañías, así como con representantes del sector avícola chino y con las autoridades chinas que lleven a cabo "una producción responsable".

Alrededor del 80% de las almohadas y edredones de IKEA lleva un relleno de fibras sintéticas y/o naturales, mientras que el 20% restante contiene plumas o plumón, principalmente de pato. Sólo el edredón de la marca Mysa Olvon y la almohada Gosa Näva contienen pluma y plumón de ganso. (Via El Mundo)

 

 
 
 

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.