84% de los jóvenes españoles se avergüenza de las corridas de toros

Este año, se cumplen 10 años desde mi primera manifestación antitaurina en Alicante. Siempre es un placer observar como muchas personas que no pertenecen a ninguna asociación, año tras año se suman a la causa. En esta década he podido observar cómo los jóvenes “milenials” y “generación Z” han aumentado su empatía hacia los animales y quieren posicionarse de manera activa hacia la defensa de los derechos de los animales.

01 julio 2021
Alicante, España

Este año, se cumplen 10 años desde mi primera manifestación antitaurina en Alicante. Siempre es un placer observar como muchas personas que no pertenecen a ninguna asociación, año tras año se suman a la causa. En esta década he podido observar cómo los jóvenes “milenials” y “generación Z” han aumentado su empatía hacia los animales y quieren posicionarse de manera activa hacia la defensa de los derechos de los animales. De hecho, un 84% de los jóvenes entre 16 y 24 años se avergüenza de vivir en un país con corridas de toros (fuente infolibre.es).

Aquí mostramos los motivos personales por los que realicé la elección correcta:

1º SEGURIDAD. Después de la pandemia, desarrollé cierto grado de agorafobia, por lo que tuve miedo de ir a concentraciones que llevaran un gran número de personas. Gracias a la capacidad de organización de los integrantes de AnimaNaturalis, respetan en todo momento la distancia interpersonal de todos los integrantes, por lo que, a día de hoy, es más seguro acudir a una acción de protesta que ir a hacer la compra a cualquier supermercado.

2º LA UNIÓN HACE LA FUERZA. Además, al estar compartiendo espacio con más de medio centenar de compañeros que están en ese momento, sacrificando su tiempo libre para reivindicar el fin de la tauromaquia en Alicante. La energía es palpable. En ese momento, te olvidas del calor, de la garganta seca o de las miradas de personas ajenas. Pensar el grado de sufrimiento de los toros en esas corridas es incomparable a lo que puedes sentir en ese momento. Entonces, te llenas de rabia y gritas, chillas con todas tus fuerzas, porque es tu única arma, y detrás de ti tienes a cerca de 50 personas que te acompañan en tu grito, todos a una, hasta el fin de la abolición.

3º POR UNA ECONOMÍA ÉTICA. Soy alicantina de nacimiento, por lo que las fiestas de Hogueras son parte de mí desde que tengo uso de razón. Por esto, es muy doloroso ver como un año más los alicantinos hemos realizado el esfuerzo de aplazar las fiestas como medida de contención del virus, donde cada día recibimos noticias de bancarrota de constructores de hogueras, bandas de música, empresas de iluminación y eventos; y un sinfín de personas que trabajan gracias a las fiestas de hogueras. Sin embargo, sí se permiten los festejos taurinos subvencionados con dinero público, cuyo negocio basado en la tortura apenas da trabajo al 0,027% de la población en un país donde 1 de cada 3 menores de 30 años carece de un puesto de trabajo (fuente: ine.es).

Necesitamos tu apoyo

AnimaNaturalis existe porque miles de millones de animales sufren en manos humanas. Porque esos animales necesitan soluciones. Porque merecen que alguien alce la voz por ellos. Porque los animales necesitan cambios. Porque en AnimaNaturalis queremos construir un mundo más justo para todos.

Las donaciones puntuales y periódicas de nuestros socios y socias son la principal fuente de nuestros fondos.