Usar y tirar

Hola a todos, hoy vengo a hablar sobre un tema que me carcome por dentro cada vez del que escucho hablar: Los galgos. En realidad no solo sobre los galgos, sino sobre todos los perros de caza que sufren cada día y que parecen haber nacido con un cartel en la frente en el que dice “usar y matar”.

30 marzo 2022
San Roque,

Hola a todos, hoy vengo a hablar sobre un tema que me carcome por dentro cada vez del que escucho hablar: Los galgos. En realidad no solo sobre los galgos, sino sobre todos los perros de caza que sufren cada día y que parecen haber nacido con un cartel en la frente en el que dice “usar y matar”.Como ya muchos sabréis, animales como zorros, conejos, jabalíes o ciervos sufren diariamente siendo presa de los humanos durante la caza, únicamente por nuestra diversión, aunque lo sorprendente es que no son ellos las únicas víctimas de caza. Los propios perros pueden perfectamente ser considerados víctimas, ya que, tras la temporada de caza, son abandonados o incluso ejecutados.

Según el informe del Seprona, desde 2012 hasta 2016, 66.242 perros sufrieron de maltrato. De ellos, 27.724 eran perros de caza, superando el 40%. Estas cifras no incluyen los animales recogidos por las protectoras de animales o asociaciones voluntarias, lo cual aumentaría considerablemente la cifra. Estos números han ido aumentando hasta haberse registrado aproximadamente 162,000 perros abandonados en 2020.

Diferentes asociaciones y protectoras estiman que únicamente durante las semanas posteriores al fin de la temporada de caza, son sacrificados en España cada año más de 50.000 galgos.

Y ahora, ¿Qué pensaríais si os dijera que a casi ninguno de los monstruos inhumanos y sin corazón que hacen sufrir a estos perros les pasa nada? Exacto, las penas por maltrato animal van desde tres meses a un año de cárcel o, económicamente, desde 30 a 30.000 euros. Pero en la realidad es que, en la práctica, nadie que no tenga antecedentes penales entra en prisión. Claro que, si alguien tiene el valor y la mandad como para pegar o abandonar a un niño, será encarcelado de entre dos a seis años y, señoras y señores, a esto lo llamamos justicia.

A partir de los dos o tres años de edad, los cazadores empiezan a buscar a galgos más jóvenes y ágiles. Abandonan perros que ya no son válidos tanto para caza como para carreras, ya sea porque no han conseguido el rendimiento esperado, por que son demasiado mayores o son abandonados incluso antes si sufren alguna lesión. A estos perros considerados “inútiles” se les deja de dar de comer y se maltratan antes de ser abandonados.

Y lastimosamente he de decir que aquellos que son abandonados en la cuneta de alguna carretera sin nombre son los que más suerte tienen, pues otros muchos son ejecutados. Son encontrados galgos ahorcados, colgados de árboles, envenenados, con señales de brutales apaleamientos y atropellados en carreteras. Son usados como un objeto que tiramos a la basura cuando se rompe y que nadie nunca vuelve a utilizar puesto que no sirve para nada.

Más de 900 perros de caza fueron abandonados durante 2019 en Castilla-La Mancha: 785 fueron galgos

Bravo F. 2021, Fotografía, “Más de 900 perros de caza fueron abandonados durante 2019 en Castilla-La Mancha: 785 fueron galgos”, El Diario.

Entonces yo ahora formulo una pregunta, ¿Debemos también abandonar o maltratar a los ancianos ya que no pueden seguir haciendo su trabajo? Y por supuesto la respuesta que primero pasará por la cabeza de las personas será “¡NO! ¡Por supuesto que no!” Pero, ¿podéis decirme entonces cuál es la diferencia? Ambas son vidas aunque una de ellas pertenezca a nuestra propia raza. Los galgos son usados como entretenimiento en las carreras para los vagos humanos que no quieren levantarse y ponerse ellos a correr, son usados para que sean ellos en lugar de nosotros los que cacen y así evitar que muramos de hambre y, como recompensa los echamos a la calle, los usamos de saco de boxeo y les damos carne envenenada. Pero sin lugar a dudas somos nosotros los que merecemos llamarnos la más civilizada y empática raza del planeta, la que ayuda y hace cosas por los demás, pero solo cuando le conviene.Os sorprenderá saber que es el propio Ministerio Español de Deportes el que considera a la caza un deporte y, mientras nuestro gobierno lo considere así, todas las palabras que usamos para luchar por los animales cada día caerán en un pozo sin fondo. Resulta inadmisible que en el siglo XXI sea el Consejo Superior de Deportes el que acoja a la Real Federación Española de Caza. Cazar está legislado como deporte, pues así se recoge en la “Resolución de 14 de febrero de 2011, de la Presidencia del Consejo Superior de Deportes, por la que se publican los Estatutos de la Real Federación Española de Caza”.

Podemos también echar un vistazo al Artículo 1 publicado en el BOE del 26 de febrero de 2011:

La Real Federación Española de Caza –en adelante RFEC– es la entidad del derecho privado que agrupa con carácter obligatorio a los deportistas profesionales o aficionados, jueces y árbitros, a las sociedades o asociaciones, clubes o agrupaciones dedicados a la práctica del deporte de la caza…

Y si por lo tanto nos asomamos a la Real Academia Española de la Lengua y buscamos el significado de la palabra “deporte” nos sorprenderá encontrar que su definición es: “Actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento.” o “Recreación, pasatiempo, placer, diversión o ejercicio físico, por lo común al aire libre.”

2021, Federación Española de Caza, https://www.fecaza.com

2021, Federación Española de Caza, www.fecaza.com

Entonces asumimos que: si Gobierno español considera la caza un deporte, significa que matar a un animal es un deporte, un juego, una diversión y un pasatiempo. Estamos diciendo que el sufrimiento y muerte de un animal esta únicamente justificado en el placer y diversión de nosotros, los humanos. Espero no ser la única a la que esto le parece de risa. ¿Por qué no hacemos entonces que el asesinato por diversión sea también legal y un deporte? Estoy segurísima de que seria un magnifico pasatiempo, el de quitarle la vida a otros seres, pues es exactamente lo mismo que se hace con la caza.

Cuando nosotros los humanos creemos que estamos haciendo lo mejor para nosotros, son los animales los que lo pagan; cuando solo pensamos en ayudar, los animales sufren pues hablamos mucho y no hacemos nada y cuando nos creemos y actuamos como dioses, los animales mueren.

Somos nosotros los que debemos cambiar ese cartel de “usar y matar” por “cuidar y respetar”, porque si no lo hacemos nosotros no lo hará nadie.

Necesitamos tu apoyo

AnimaNaturalis existe porque miles de millones de animales sufren en manos humanas. Porque esos animales necesitan soluciones. Porque merecen que alguien alce la voz por ellos. Porque los animales necesitan cambios. Porque en AnimaNaturalis queremos construir un mundo más justo para todos.

Las donaciones puntuales y periódicas de nuestros socios y socias son la principal fuente de nuestros fondos.