5 razones por las que la lana de angora es extremadamente cruel

La sedosa lana de angora se considera una fibra de lujo junto con el mohair y la cachemira, pero necesitas el maltrato animal que conlleva el método para la obtención de su lana.

5 razones por las que la lana de angora es extremadamente cruel

El conejo de Angora es una variedad de conejo originario de Turquía que se cría por su pelo, la lana de angora, aunque actualmente el mayor productor es China. Su abundante pelaje es objeto de explotación económica debido a que las prendas confeccionadas con este tipo de fibra pesan menos que la lana y dan mucho más abrigo. La angora es un tejido de alta calidad que se encuentra en innumerables prendas de vestir.

1. Una vida de martirio para los conejos de angora

A estos animales se les inmoviliza maniatando sus cuatro extremidades y se les arranca sus largos pelos a mano mientras reproducen chillidos idénticos a los de los humanos. Los operarios que despellejan a estos conejos no se inmutan durante todo el calvario hasta que finalmente acaban dejando la mayor parte de su cuerpo en carne viva. Una vez acabado el proceso son introducidos de nuevo en sus minúsculas jaulas hasta que en unos tres meses les vuelve a crecer el pelo y vuelven a recibir la misma tortura. Así durante el resto de su vida hasta que mueren entre los dos y los cinco años electrocutados o degollados. Muchos de ellos incluso en el mismo proceso de ataques al corazón.

Los conejos son animales sociales, inteligentes y sensibles.Tienen personalidades individuales y forman enlaces para toda la vida con otros. En estas granjas viven permanentemente encerrados en sucias jaulas sin apenas comida o bebida y solo salen de ellas cuando les arrancan su pelaje o para ser sacrificados cuando ya no son productivos.

2. El método de extracción es el más cruel

El valor comercial de la lana de angora es de $ 27 a $ 35 por cada dos libras. Los pelos más largos valen más, lo que se logra arrancando directamente de la piel en lugar de cortarlo. Otro motivo por el que no los esquilan cortando el pelo a máquina en vez de arrancarlo, como a las ovejas, es porque de esta manera se obtiene entre un 50 y un 75% más de pelo y de mayor calidad. Es cierto que usar máquinas para esquilar no es sinónimo de bienestar animal ya que los animales sufren igualmente estrés y son tratados como meros objetos, pero este brutal método sitúa este producto como uno de los que más sufrimiento causa a los animales.

3. Sin leyes de protección animal

Se estima que de los 56 millones de conejos de angora para este fin, 50 millones están atrapados en granjas chinas. Eso significa que el noventa por ciento de la piel de angora proviene de China, donde no existen sanciones por maltrato animal en las granjas ni normas que regulen el trato hacia los animales. Cuando compras un suéter, sombrero, u otro producto que contenga angora es muy probable que su origen sea de China, incluso si el producto final se elaboró en otro lugar. En China existe un proyecto de ley de protección animal, redactado por un jurista de la Academia de las Ciencias Sociales, archivado desde hace años. Pero el mercado chino sabe que perdería su supuesta competitividad mundial. Alcanzar los estándares de países respetuosos con los derechos de los animales elevaría sus costes y nada de eso interesa.

4. Matanza sistemática de los machos

El conejo angora macho tiene un rendimiento de pelaje que es solo un  80 por ciento del de la hembra, por lo que son asesinados por sistema inmediatamente después del nacimiento, ya que no son rentables para el criador.

5. Grandes empresas ya han prescindido de la lana de angora

El gigante sueco H&M decidió dejar de usar este material en todos sus establecimientos después de ver en un video como se extraía este material. Además escribió un comunicado en el que decía que se comprometía a devolver el dinero de toda aquella persona que decidiera devolver una prenda elaborada de angora. Hoy en día ya son varias las marcas de ropa que prescinden de este material, pero aún hay otras muchas que siguen vendiéndolas en sus tiendas.
Algunas de las empresas que han dejado de usar la lana de angora son: Tommy Hilfiger, Forever 21, ASOS, Calvin Klein, Lucky Brand, PacSun, Abercrombie & Fitch, Express, Mango, Lands’ End, 

¿Qué puedes hacer tú para que esta cruel práctica termine?

Dejando la piel de conejos de Angora fuera de tu guardarropas. Es fácil revisar la etiqueta cuando vas de compra, y si dice “angora”, dejarlo en el estante. Apuesta por las fibras vegetales (algodón, lino etc...) y los productos sintéticos. Y no olvides rechazar cualquier producto confeccionado con lana animal, ya que las ovejas no corren mejor suerte que los conejos. Descubre lo que esconde la cruel industria de la lana

Pelo, pluma, seda, piel o cuero, ya que al igual que los conejos de angora la vida del resto de animales que se hayan en las granjas peleteras, como zorros, chinchillas o visones, sufren angustia, sufrimiento, dolor y muerte

A medida que más personas se dan cuenta de lo fácil que es estar a la moda y a la vez ser compasivo, la industria seguirá también esta tendencia.

Fuente e imágenes: Fucsia.co; PETA; SOS Wox, The Green Planet

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.