Millones de aves sacrificadas en el mundo por la cepa H5N8, ahora transmisible a humanos

Las autoridades rusas han alertado este sábado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) después de haber detectado el primer caso de transmisión a humanos de la cepa H5N8 de la gripe aviar.

Millones de aves sacrificadas en el mundo por la cepa H5N8, ahora transmisible a humanos

El descubrimiento tuvo lugar a raíz de un brote en una granja avícola del sur de Rusia ocurrido en diciembre. Científicos del laboratorio Vektor consiguieron aislar el material genético de la cepa de siete trabajadores de esta granja, que se cree que contrajeron el virus por el contacto con las aves de corral.

Según ha informado Anna Popova, directora de Rospotrebnadzor, el organismo de control de la salud de Rusia, "la información sobre el primer caso mundial de transmisión de la gripe aviar (H5N8) a seres humanos ya ha sido enviada a la Organización Mundial de la Salud".

La responsable de salud rusa ha valorado este hallazgo como un "importante descubrimiento científico" y ha asegurado que "el tiempo dirá" si el virus puede seguir mutando.

La OMS, por su parte, ha indicado que tiene constancia de esta transmisión de grive aviar a humanos y que está "en conversaciones" con las autoridades de Rusia para "recopilar más información y evaluar el impacto en la salud pública de este suceso".

Un portavoz de este organismo ha añadido que "si se confirma, esta sería la primera vez que el H5N8 infecta a las personas".

Pandemia mundial en las granjas

Desde finales del año 2019, varios países europeos han encontrado el nuevo virus de influenza aviar altamente patógena del subtipo H5N8. El primer brote epidémico de H5N8 altamente patógena fue confirmado en aves de corral en Polonia y comenzó el 31 de diciembre de 2019. En marzo de 2020 nuevos brotes de H5N8 fueron confirmados en Polonia, República Checa, Alemania, Hungría, Eslovaquia y Rumania. 

La segunda temporada epidémica de virus de la Influenza aviar altamente patógena (IAAP) comenzó a finales de octubre de 2020 cuando se notificaron los primeros casos en aves silvestres en los Países Bajos. Desde entonces, en varios países de la Unión Europea y en el Reino Unido fue detectado un elevado número de aves silvestres muertas y enfermas, en su mayoría de especies migratorias, que estaban infectadas con los virus de la influenza aviar altamente patógena de los subtipos H5N8, H5N5, H5N1 y H5N3. El número de focos de gripe aviar identificados en Francia, la inmensa mayoría de ellos en el suroeste del país cerca de la frontera española, se disparó en enero de 2021 hasta 61, ordenando el sacrificio de 600.000 patos. Hasta la fecha, se calcula que Francia ha sacrificado ya cerca de 2 millones de aves de granja. De la mismna manera, Hungría sacrificó en enero 100.000 gallinas ponedoras, y a final de ese mismo mes la gripe aviar estaba llegando a España, confirmando la detección de influenza aviar de alta patogenicidad en 3 cigüeñas y una oca en el Parque Natural dels Aiguamolls de l’Empordà, junto a dos brotes en granjas de Biduze, en el País Vasco francés, por lo que también sacrificaron a cientos de patos. En enero también se confirmó la detección del virus en un ánsar común, localizado muerto en la Laguna Grande de Villafáfila, en la provincia de Zamora.

Otros países en el mundo están detectando también brotes ocasionados por la misma cepa, como Senegal, o Corea del Sur, que en enero sacrificó a 19 millones de aves de granja. En febrero, la cepa H5N8 provocó la muerte de 750 pelícanos en una de las reservas ornitológicas más importantes del mundo, en Mauritania, y en Japón ya son siete millones de aves de granja sacrificadas desde 2020. 

Zoonosis

Muchos de los virus que están causando alarma en las últimas décadas provienen de los animales. Las condiciones en que la industria de la carne los cría y confina, provoca que muchas enfermedades propias de los animales pasen a los humanos. A esto se le llama zoonósis. El sida, ébola, el mal de las vacas locas, la gripe aviar, fiebre porcina, SARS... todas estas enfermedades las transmitieron los animales y llegaron a las personas que trataban con ellos en granjas, mercados o en la naturaleza.

Los virus suelen saltar de animales a humanos con cierta facilidad, pero muy pocas veces son mortales ni producen los efectos que estamos viviendo en la actualidad. Sin embargo, cada vez más enfermedades propias de cerdos, vacas y aves de corral están afectando a la población humana.

El consumo de carne de animales sólo engrosa su lista de peligros y desventajas. No sólo es malo para la salud, tiene consecuencias nefastas para el planeta y produce intenso sufrimiento en los animales, sino que pone en riesgo la vida de millones de personas a través de pandemias que sólo estamos comenzando a conocer.

La crisis del COVID-19 ha puesto sobre la mesa una de las mayores amenazas que se ciernen sobre la salud global. El conjunto de las enfermedades o infecciones que pueden transmitirse entre animales y seres humanos es cada vez más frecuente. "Estamos alterando los ecosistemas que provocan que los animales salvajes tengan más contacto con las personas y jamás en la historia de la humanidad tuvimos tantos animales hacinados en explotaciones y mercados para ser devorados. Es una bomba de tiempo", dice Galster.

Necesitamos tu apoyo

AnimaNaturalis existe porque miles de millones de animales sufren en manos humanas. Porque esos animales necesitan soluciones. Porque merecen que alguien alce la voz por ellos. Porque los animales necesitan cambios. Porque en AnimaNaturalis queremos construir un mundo más justo para todos.

Las donaciones puntuales y periódicas de nuestros socios y socias son la principal fuente de nuestros fondos.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.