Defensores de animales, las otras víctimas de la violencia en Colombia

Gonzalo Cardona Molina, líder ambiental de origen tolimense, coordinador de la Reserva ProAves Loros Andinos y guardián del Loro Orejiamarillo (Ognorhynchus icterotis), fue asesinado en Barragán, corregimiento del municipio de Tuluá.

16 enero 2021
Tuluá,

Luego de reportar su desaparición el pasado 8 de enero, la Fundación ProAves confirmó el lunes 11 de enero el asesinato de Gonzalo Cardona Molina, coordinador de la Reserva ProAves Loros Andinos y guardián del Loro Orejiamarillo (Ognorhynchus icterotis), un ave de 42 centímetros con un plumaje verde y amarillo que habita en los Andes colombianos y que en su etapa reproductiva se traslada a las palmas de cera.

Gonzalo era educador, guía y líder ambiental, dedicó más de 20 años a la protección de estos loros en peligro de extinción, para asegurarse de que no fueran cazados y que su hábitat no fuera destruido. Constantes altercados entre militares y guerrilleros lo colocaban en situaciones que amenazaban su vida, pero lo más importante para él era que los loros estuvieran a salvo.

“Las amenazas no fueron solo para el loro, sino para Gonzalo personalmente. En ocasiones había sido amenazado por muchos bandos incapaces de comprender su amor por la especie y su desinterés en la política. Los eternos enemigos de la paz, asumieron que él tenía otros motivos, cuando simplemente estaba impulsado a hacer algo diferente” expresó ProAves en un comunicado.

En sus últimos días, durante el pasado mes de diciembre, Gonzalo alcanzó a realizar el último censo nacional del Loro orejiamarillo y la Cotorra Coroniazul, su libreta arrojaba un número aún impresionante para él mismo: 2.895 loros en Roncesvalles, municipio del departamento del Tolima.

En Roncesvalles, antes de cualquier reserva, había una población de loros orejiamarillos importante y se había documentado su presencia al sur del país pero por años no se volvieron a hacer registros. Los biólogos que descubrieron esa población fueron guiados por Gonzalo, quien conocía bien la región, sabía dónde anidaban los loros orejiamarillos y otras especies de loros a las que se les fueron haciendo registros.

“Es indignante que el segundo país más biodiverso del planeta siga perdiendo a sus grandes defensores a manos de la violencia. Personas como Gonzalo Cardona Molina no han hecho otra cosa que defender, cuidar y conservar nuestros grandes tesoros de flora y fauna. La biodiversidad colombiana está de luto”, dijo Hernando García Martínez, director general del Instituto Humboldt.

Necesitamos tu apoyo

AnimaNaturalis existe porque miles de millones de animales sufren en manos humanas. Porque esos animales necesitan soluciones. Porque merecen que alguien alce la voz por ellos. Porque los animales necesitan cambios. Porque en AnimaNaturalis queremos construir un mundo más justo para todos.

Las donaciones puntuales y periódicas de nuestros socios y socias son la principal fuente de nuestros fondos.