Un año de vida para las pajarerías de la Rambla barcelonesa

El Ayuntamiento aprobará hoy la ordenanza que debe resolver la situación ilegal de los puestos de venta de animales de la Rambla, que se suprimirán o se reducirán drásticamente.

La cuenta atrás ha empezado para los pajareros de la Rambla. En el plazo de un año, los puestos de venta de animales desaparecerán o quedarán reducidos a la mínima expresión. El pleno municipal aprobará hoy, con los previsibles votos a favor de todos los grupos a excepción del PP, las nuevas ordenanzas de mercado, en la que se ha incorporado una enmienda de ERC que obliga al Ayuntamiento a resolver la situación alegal en la que están las pajarerías.

El tercer teniente de alcalde y concejal de Promoción Económica, Jordi William Carnes, explicó ayer que los plazos se cumplirán y se está trabajando en buscar una solución para los comerciantes. Los puestos dependen, en la actualidad, del mercado de la Boqueria. Por eso, la alegación que se ha introducido está vinculada a las ordenanzas de mercado y la protección de los animales. Para desencallar la situación de ilegalidad en la que se encuentran desde hace años las pajarerías, el presidente del grupo municipal de ERC, Jordi Portabella, condicionó el voto favorable a las ordenanzas de mercado siempre que se introdujera la enmienda que obliga a las pajarerías a cumplir la ley.

La solución más factible pasa por eliminar los actuales puestos o reducir su número y adecuarlos a la normativa que establece que deben tener un mínimo de 40 m2. La gran superficie necesaria para cumplir la ley hace pensar que el Ayuntamiento prevé dejar a lo sumo dos puestos. Estas pajarerías, ubicadas en la Rambla desde hace 150 años, venden animales de pluma, peces, tortugas y reptiles.

La posible supresión de los puestos cuenta con la oposición frontal de los comerciantes, quienes consideran que son un elemento identificativo de la Rambla. Mònica Trias, una de las vendedoras, afirma que se sienten indefensos con los vaivenes del Ayuntamiento, que no tiene claro que hacer con ellos. "Hace ocho años nos obligaron a cambiar la estructura de los puestos. Ahora quieren cerrar nuestros negocios, cuando aún estamos pagando la inversión", dice. En este sentido, explica que están dispuestos a negociar una salida que beneficie a todos y denuncia que se ha tenido más miramiento con las estatuas de la Rambla que con ellos.

Versión original: La Vanguardia.es

La Campaña por el cierre de los puestos de animales en Las Ramblas

Ya en el año 2005 la Asociación por la Defensa de los Animales (ADDA) inició una campaña por el cierre de estos puestos, debido a las lamentables condiciones en que viven continuamente los animales de Las Ramblas. Desde entonces, el Ayuntamiento no ha hecho más que prorrogar el cumplimiento de la Ordenanza Municipal de Barcelona, que prohibe la exhibición de animales en los escaparates, para evitar su compra compulsiva.

Los paradistas lograron recoger 40.000 firmas en 2006 para pedir que se les permitiera seguir vendiendo animales.

Así comenzó la campaña de AnimaNaturalis

En octubre de 2006, AnimaNaturalis inició protestas continuadas hasta la actualidad, donde Francisco Vásquez, director de AnimaNaturalis Internacional, permaneció enjaulado justo enfrente de los puestos de animales.

En mayo de 2007, y en vistas de que el Ayuntamiento no tomaba medidas frente a la situación ilegal de los puestos de animales, 7 activistas se volvieron a enjaular en Las Ramblas en un acto de protesta de gran alcance mediático, y se empezó a difundir la campaña solicitando que se mandaran cartas de protesta al Ayuntamiento y a las autoridades.

En mayo de 2008, los puestos de animales aún seguían en Las Ramblas, y con ello, las protestas. Por primera vez, el Colegio de Veterinarios de Barcelona afirmó en un comunicado que los puestos de venta no cumplen la normativa sobre protección de animales en Cataluña. Y a su vez, el biólogo y presidente del grupo municipal ERC, Jordi Portavella, pidió al Gobierno Municipal que abriera expedientes e interviniera ante los puestos de venta de pájaros de las Ramblas que no cumplieran la Ley de Protección de Animales ni la ordenanza municipal que regula este sector.

 

Desde AnimaNaturalis, volvieron las protestas y durante varios dias estuvimos repartiendo información y llamando la atención de los medios para que la polémica no se enfriara.

AnimaNaturalis seguirá con las protestas hasta que cierren por completo todas las paradas de animales de Las Ramblas. ¡Súmate a la campaña! Únete a la Red de Activistas.


 

Necesitamos tu apoyo

AnimaNaturalis existe porque miles de millones de animales sufren en manos humanas. Porque esos animales necesitan soluciones. Porque merecen que alguien alce la voz por ellos. Porque los animales necesitan cambios. Porque en AnimaNaturalis queremos construir un mundo más justo para todos.

Las donaciones puntuales y periódicas de nuestros socios y socias son la principal fuente de nuestros fondos.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.