Me presento, me llamo Floren Blas y soy voluntario de AnimaNaturalis en Barcelona. El viernes 5 de julio, tuve la fortuna de poder estar en la escena del crimen, la performance que realizó AnimaNaturalis este año en San Fermin.

En la escena del crimen

Me presento, me llamo Floren Blas y soy voluntario de AnimaNaturalis en Barcelona. El viernes 5 de julio, tuve la fortuna de poder estar en la escena del crimen, la performance que realizó AnimaNaturalis este año en San Fermin.

Todo lo que pueda expresar de esta acción, se quedará corto. Voy a ver si puedo expresar con palabras, lo que sentí y lo que viví. Quedará para siempre en mi corazón y en mi memoria. Mi memoria, tiene citas importantes, citas emocionantes, pero ésta, se encuentra en la escala superior.

Como persona vegana, con esa concepción ética, como amante de los animales y de las vidas, para mí, ha sido algo indescriptible.

Recuerdo, cuando el autobús partió hacia Pamplona. Sentí, y lo publiqué en redes, que, en ese autobús, iban miles y miles de almas, que aún no presentes, hubiesen querido estar y nos mandabas su apoyo y su fuerza.

Ya digo, tengo en mi cabeza, miles de imágenes, miles de recuerdos.

Recuerdo, con una intensidad enorme, con nervios, el previo, después de las indicaciones, para ponernos en marcha hacía la permonfance. Ese momento, es de emoción pura, uno sabe, que se va a transformar en la piel del toro, se va a meter en su interior, y sabe, que tienes una responsabilidad moral y por todo eso, por cientos de miles de millones de animales en el mundo, por cientos de millones de toros en el planeta, por la abolición algún día de la tauromaquia y los encierros, debe salir bien, por todos ellos y por como digo, esos cientos miles de personas que amantes de los animales y en contra de la barbarie y de la sangre, estaban en alma presentes.

Una vez que te quitas la camiseta, te ponen la banderilla, te pones los cuernos, realmente te sientes un toro más. No sé cómo describirlo, porque hay que vivirlo, pero así es. Son emociones continuas. Recuerdo las miradas de mis compañeros, eran muy tristes, estaban compungidos,... dicen que la cara es el espejo del alma y así era.

Cuando sales a la plaza, con ese calor, ese sol que te pega con fuerza en el cuerpo, es otro de los momentos álgidos. Allí pones en escena, todo ese sentimiento de cara al mundo entero. Eres consciente que cientos de miles de ojos, de cámaras, de gente en todo el mundo, te puede estar viendo y sabes, que, por ellos, por los toros, por los animales, no les puedes defraudar.

Floren Blas en la escena del crimen

Después de 30 min, dándote el sol en todo el cuerpo, sudando, piensas, que te daría igual, estar 1, 2, 3h o el tiempo que hiciera falta, para poder dar un pasito más de cara a la exterminación de la crueldad, de la barbarie, de la sin razón.

Una vez se acaba el acto, algo que también quedará en mi corazón, es el aplauso de toda la gente asistente. Esos aplausos, todavía resuenan en mi cerebro.

Cuando llegas al punto de encuentro de todos los activistas, y sabes que todo terminó y que terminó bien, una sensación de bienestar y felicidad recorre el cuerpo. Nuevamente piensas en los pobres toros que has representado y que has dado un pasito más, grande, muy grande, hacía su liberación y piensas nuevamente en toda la gente a la que representabas.

A mí me ha marcado para toda la vida ésta acción, ojalá no volvamos el año que viene, porque será señal que se ha terminado está atrocidad impropia del siglo en el que vivimos, pero si se vuelve a repetir el año que viene, no quiero perderme el volver estar presente. Os animo a toda la gente amante de los animales, a participar en esta acción. Os marcará como a mí, para toda la vida.

Dar las gracias a todos mis compañeros, a toda la gente de AnimaNaturalis, desde sus fundadores, dirección, hasta el último voluntario que estuvo presente y aquellos que quisieron ir y no pudieron y daros las gracias también a ti, a vosotros, a todas esas almas sensibles, que no estabais físicamente, pero si estabais presentes en alma.

A todos y cada uno de todos vosotros, gracias eternas. Ya queda menos para la abolición de la tauromaquía, ya queda menos para la liberación animal!!!!!!!!

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.