AnimaNaturalis denuncia infracciones graves en los “correbous” de Amposta y Aldover

AnimaNaturalis presenta querellas contra los organizadores y controladores de estos eventos ante la delegación del Gobierno.

AnimaNaturalis denuncia infracciones graves en los “correbous” de Amposta y Aldover

AnimaNaturalis ha presentado dos denuncias ante la Delegación del Gobierno en las Terres de l’Ebre contra los organizadores y controladores de “correbous” en Amposta y Aldover.

Una de las denuncias se ha interpuesto contra los organizadores y controladores del espectáculo y comisión de toros de Amposta, porque durante el descanso entre los “correbous” de la tarde y los toros embolados de la noche del 21 de agosto, hubo un apagón de todas las luces en la plaza debido a una avería eléctrica repentina que la dejó completamente a oscuras. Aunque la plaza estaba a oscuras, los controladores del espectáculo decidieron dar inicio al primer toro embolado de la noche, por lo que la comisión no pudo llevar a cabo sus funciones como controladores de la espectáculo por la falta de luz.

AnimaNaturalis asegura que el director del espectáculo, mediante la megafonía, pidió a los padres la retirada de los menores y seguidamente dijo: “supongo que los padres ya se harán cargo de los menores”, dando por hecho que no había menores en la plaza cuando soltaron el toro. Sin embargo, nadie pudo comprobar la ausencia de menores, ni la posible presencia de personas que no tuvieran las condiciones físicas para participar en el espectáculo.

Además, el toro embolado comenzó 45 minutos más tarde de la hora prevista, lo que también es una falta leve que vulnera la ley de protección animal y agrava la angustia de los animales.

La segunda denuncia se ha presentado contra los organizadores y controladores de los “correbous” en Aldover durante las Fiestas Mayores del 4 de septiembre. En el caso d’Aldover, un vecino grabó imágenes en las que se aprecia que los corrales que custodiaban a los toros eran excesivamente pequeños, de forma que los animales estaban casi amontonados por la falta de espacio. Además, no disponían de agua para beber y en ningún momento se les refrescó. Los animales permanecieron en estas condiciones al menos entre cuatro y cinco en un día en que las temperaturas habrían superado los 39 grados.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.