Dar de comer a las aves urbanas en tiempos de coronavirus, ¿sí o no?

Con las calles casi desiertas a consecuencia del estado de alarma en el que nos encontramos, palomas, gorriones y otras aves urbanas podrían tener dificultades para encontrar comida. Pero, ¿tenemos constancia de que estén pasando hambre?, ¿es necesario que actuemos?

Dar de comer a las aves urbanas en tiempos de coronavirus, ¿sí o no?

Si abres la ventana de tu casa y escuchas con atención te darás cuenta de algo inaudito antes de que llegara el coronavirus: ¡oyes a los pájaros cantar!  

Lo que la gente normalmente hace es ignorar a las aves con las que cohabitamos la ciudad. Son nuestras vecinas silenciadas por el ruido de los coches y de la gente, pero constituyen un valor añadido a la belleza de cualquier ciudad. Sus vuelos, sonidos y arrullos alegran plazas y jardines, llaman la atención de los niños y dan sosiego a los mayores. 

Pero ahora, con las calles casi desiertas a consecuencia del estado de alarma en el que nos encontramos, ya nadie se acuerda de ellas. Las terrazas y los bares han cerrado sus puertas a causa de la cuarentena, ya no hay niños en los parques y esto ha afectado a las aves urbanas. Estas especies que conviven con nosotros en las ciudades basan gran parte de su alimentación, para bien o para mal,  en nuestras sobras. Y ahora se han quedado desprovistas. Pero, ¿tenemos constancia de que estén pasando hambre?, ¿es necesario que actuemos? 

Ciudades como Barcelona activaron hace años un control ético de la población de palomas mediante el suministro regular de granos de maíz tratados con nicarbazina (producto veterinario que reduce la fertilidad) con el objetivo de controlar su reproducción y no tener que recurrir a las terribles empresas de exterminio de palomas. Se administraba a través de los dispensadores automáticos situados en diversos puntos de la ciudad, y en dosis justas que permiten un control de la población reduciendo la fertilidad, siendo inocuo para otras especies de aves, como gorriones, tórtolas, estorninos o mirlos, u otros animales (perros, gatos..).

Sin embargo, debido al estado de alarma, los servicios municipales se han reducido al mínimo y según remarcan fuentes municipales, los dispensadores automáticos de pienso esterilizante para palomas que hay distribuidos por la ciudad no funcionan porque el Ayuntamiento ha excluido este servicio de la lista de servicios esenciales. Y creemos que lo mismo está ocurriendo en el resto de ciudades. 

Afortunadamente, en primavera, las aves disponen de una variada oferta de alimentos naturales (como brotes, flores, frutos, larvas, gusanos y otros insectos) y por ello no suele ser necesario el aporte adicional de alimento proporcionado por las personas, especialmente en lugares cercanos a zonas verdes.

Pero creemos que en estos duros momentos debemos velar también por el cuidado de las aves urbanas y que en gran medida han dependido del ser humano porqué así las hemos acostumbrado. Las palomas o las cotorras nunca invadieron las ciudades, hemos sido sus habitantes los que, de una forma u otra, hemos propiciado que vivan entre nosotros. Y ahora las estamos abandonando a su suerte. 

Especialistas en biología aseguran que las aves urbanas son de una gran adaptabilidad, y que lo que más les puede afectar son los cambios abruptos en las modificaciones en el hábitat, como por ejemplo, transformar una zona que es secano a regadío o la construcción de un parque eólico. Sin embargo nunca antes ha sucedido una situación como esta, por lo que creemos que estas consideraciones pueden no estar contemplando un escenario en el que, de pronto, desaparece la mayor parte de comida disponible en las zonas urbanas, que son, precisamente, las que concentran la mayor población de estas aves. No ha habido margen para la adaptación y puede que necesiten una ayuda extra hasta que todo vuelva a la normalidad.  

Vivimos tiempos en los que los gestos cuentan, y desde AnimaNaturalis consideramos que aprovechar los viajes al supermercado o en el paseo del perro para dejar granos y semillas en el suelo puede contribuir a añadir un poco de humanidad a esta crisis, que también pueden estar padeciendo estos animales. 

No cuesta nada añadir al carro de la compra un paquete de arroz integral, avena, lentejas, maiz, semillas de girasol, semillas se sésamo, lino... o simplemente comida para pájaros que venden en las tiendas de productos para animales, veterinarios o los mismos supermercados. 

Debemos informar, no obstante, para que contéis con toda la información necesaria,  que dar de comer a las palomas está prohibido por la mayoría de las ordenanzas municipales y además no se considera un motivo de necesidad dentro de los que marca el decreto para salir a la calle. Se están aplicando multas que ascienden a los 600 euros. 

¿Cómo puedo ayudar a los gorriones?

Puedes poner un plato en tu terraza o balcón, pero suficientemente lejos de la ventana para evitar posibles choques. 

Ten en cuenta que las necesidades nutricionales pueden variar a lo largo del año, y un buen alimento rico en grasas durante el invierno, será perjudicial en primavera, durante el periodo de cría en el que las aves deben buscar alimentos ricos en proteína para sus polluelos. Es por eso que ahora deberíamos emplear en nuestro comedero alimentos ricos en proteínas, como preparados para aves insectívoras, junto a algunas pipas de girasol negro y trozos de fruta madura.

Sobretodo no dar nunca migas de pan, ni secas ni remojadas, y nunca alimentos procesados ni cocidos. Generalmente los alimentos que obtienen en las ciudades las gaviotas y palomas, no suelen ser los adecuados para sus necesidades nutricionales. De hecho se cree que esta mala alimentación podría estar relacionada con la desaparición del gorrión en zonas urbanas.

 La mayoría de aves granívoras que viven en la ciudad, como gorriones, pinzones, jilgueros, verdecillos o verderones, prefieren alimentarse en el suelo, pues es allí dónde encuentran de forma natural su alimento. Por ello estas aves suelen acudir mejor a alimento dispuesto simplemente sobre el césped o suelo de un jardín.


Fuentes:
https://www.avesdebarrio.seo.org/index.php/2019/02/14/26893/

https://www.seo.org/2020/03/17/necesitan-las-aves-que-las-ayudemos-a-comer/ 

Necesitamos tu apoyo

AnimaNaturalis existe porque miles de millones de animales sufren en manos humanas. Porque esos animales necesitan soluciones. Porque merecen que alguien alce la voz por ellos. Porque los animales necesitan cambios. Porque en AnimaNaturalis queremos construir un mundo más justo para todos.

Las donaciones puntuales y periódicas de nuestros socios y socias son la principal fuente de nuestros fondos.

Necesitan tu ayuda

Sólo tus donaciones nos permiten continuar trabajando por los animales.

Apoya nuestro trabajo por los animales

Actúa por los Animales

Recibe nuestras alertas de accción en tu correo.